Se inaugura oficialmente el Gran Hotel Miramar, símbolo del lujo en Málaga

Elizabeth Taylor, Ava Gardner, Orson Welles, Cocteau, Anthony Quinn y Hemingway recorrieron sus sofisticados pasillos, e incluso la reina María Victoria reservó una de sus alas y pasó allí varios veranos.


Hablamos del Gran Hotel Miramar, abierto en Málaga en los años 20 y convertido en mito desde entonces, pese a cesar su actividad para servir como hospital de campaña durante la Guerra Civil y como Palacio de Justicia desde 2007. No obstante, el alojamiento reabrió sus puertas a principios de este año, restaurado como el icono del lujo que, en el imaginario colectivo de los malagueños, nunca dejó de ser.

Esta semana, además, ha celebrado su inauguración oficial, con un público compuesto por lo más granado de la vida social malagueña. 1400 personas que disfrutaron de actuaciones en directo, espectáculos de luces y sonido y una cuidada decoración, además de diferentes estaciones de comida y bebida donde degustar la gastronomía de la casa.

Situado en lo mejor de Málaga. Alójese bajo el sol del mediterráneo. Recorra La Caleta y déjese seducir por la bahía de Málaga. Sensaciones únicas en un entorno privilegiado.

Elegancia y confort. Habitaciones de ensueño. 190 habitaciones que le hechizarán con la magia de sus detalles y con las vistas y los sonidos del mar mediterráneo.

Servicios 5 Estrellas. Espacios gastronómicos, Spa y Wellness, Jardines históricos, Piscina climatizada y Servicio de mayordomo

Reuniones, Congresos, Eventos e Incentivos. Garantía de éxito

14 salones para cualquier evento con una capacidad máxima de 700 personas.

Organice sus reuniones profesionales en sus salones. Ponemos a su disposición a un amplio equipo para gestionar su evento. El Gran Hotel Miramar cuenta con salas totalmente funcionales y con diferentes tipologías para llevar a cabo presentaciones, reuniones, convenciones, incentivos de empresa, etc.

Las salas son luminosas y varias de ellas ofrecen vistas a los jardines. Además, varias salas son modulares, por lo que la acomodación del aforo no será un problema.