Con el buen tiempo se abren las terrazas de los hoteles para disfrutar de una copa con vistas a la ciudad

Llegan también las inauguraciones de las terrazas de los hoteles, uno de los planes más chic de la temporada. Estos planes que empiezan al atardecer, contemplando la ciudad desde las alturas con una copa, hacen del verano en la ciudad algo sofisticado y muy “cool”.

Si tenéis la posibilidad, la mejor opción es ir a contemplar el final de la tarde y la caída del sol mientras las luces del skyline de la ciudad y de los monumentos más importantes de las ciudades se van encendiendo.

Algunos hoteles han hecho reformas para cubrir sus terrazas, y así ampliar la actividad más allá de la temporada  que va de primavera a verano. Despendiendo de los lugares y climas sus horarios varían; desde luego, las terrazas de los hoteles arrancaron en la mayoría de los casos con cuatro tapitas para picar y han acabado ampliando la oferta gastronómica, aunque sigue existiendo la posibilidad de sólo disfrutar de cócteles disfrutando de las vistas.

Con el paso del tiempo el hotel no sólo sirve para dormir…